Compartir
  • Compartir esto en Delicious
  • StumbleUpon this post
  • Compartir esto en Digg
  • Tweet about this post
  • Compartir esto en Mixx
  • Compartir esto en Technorati
  • Compartir esto en Facebook
  • Compartir esto en NewsVine
  • Compartir esto en Reddit
  • Compartir esto en Google
  • Compartir esto en LinkedIn

El esplendor marbellí resurge con una boda real

Bodas Reales - El esplendor marbellí resurge con una boda real

Marbella vuelve a ser el nombre del verano. El año pasado la visita de Michelle Obama atrajo todas las miradas hacia este municipio de la Costa del Sol y ahora es la familia real saudí la que vuelve a poner a Marbella en el mapa internacional.

El vínculo de esta ciudad con la casa real de Arabia Saudí es evidente desde hace décadas y en el recuerdo de los marbellíes quedan las fastuosas vacaciones del fallecido rey Fahd y su séquito, que suponían la contratación de decenas de empleados e importantes ventas en productos de lujo para los comerciantes de la zona.

Tras su muerte, otros miembros de la realeza saudí y de otros países árabes han continuado pasando temporadas en el municipio, donde tienen residencia, causando igualmente gran expectación entre los ciudadanos.

Este año, la alegría de los que aguardan los petrodólares es mayúscula. La tradicional cita del príncipe Salman Bin Abdulaziz Al-Saud, hermano del rey Fahd, a su palacio de la Costa del Sol coincide con la boda de su nieta, la princesa Sara Fadh Bin Salman con el príncipe Talal bin Abdulazis bin Bandar.

A pesar de que los detalles del enlace se mantienen en secreto, la creciente llegada de ciudadanos de este país en las últimas semanas a Marbella confirmaba que la boda se celebrará en este enclave.

Nada menos que 400 princesas han acudido para celebrar la despedida de soltera de la nieta del príncipe saudí, y ya se pudo ver a muchas de ellas en la inauguración de un chiringuito hace un par de noches.

Por su parte, el príncipe llegó ayer a Málaga y acudió al tradicional rezo de los viernes en la mezquita del Rey Fahd entre un amplio dispositivo de seguridad.

Los hoteles con más renombre se encuentran al 100% de ocupación estos días, los locales y tiendas con más categoría registran más afluencia de clientes e incluso ha aumentado la llegada de vuelos privados al aeropuerto de Málaga. Esto hecho también apunta a que los ciudadanos árabes habituales del verano marbellí pueden deberse a un adelanto de sus vacaciones para que no coincidan con el Ramadán, que cae en agosto este año.

Fuente:www.elmundo.es

Share and Enjoy:
  • Print
  • Digg
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • email
Palabras clave: , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.