Compartir
  • Compartir esto en Delicious
  • StumbleUpon this post
  • Compartir esto en Digg
  • Tweet about this post
  • Compartir esto en Mixx
  • Compartir esto en Technorati
  • Compartir esto en Facebook
  • Compartir esto en NewsVine
  • Compartir esto en Reddit
  • Compartir esto en Google
  • Compartir esto en LinkedIn

Una mirada a Charlene Wittstock

Bodas Reales- Charlene Wisttock

La futura esposa del príncipe Alberto II de Mónaco está a punto de convertirse en un miembro más de la realeza europea.

Larga ha sido la espera, pero los monegascos tendrán por finen julio nueva princesa de Monaco: Charlene Lynette Wittstock. La hemos visto a lo largo de los últimos cinco años en todo tipo de actos oficiales y privados junto al príncipe Alberto y el resto de los miembros del clan Grimaldi; la hemos visto derrochar elegancia y glamour como su familia política en cada aparición pública; la hemos visto ganarse en tiempo récord el corazón de sus conciudadanos; la hemos visto ir llenando el hueco que dejó un día la princesa Grace… La hemos visto mucho y sin embargo la conocemos poco.

La ‘Sirena de Mónaco’

Charlene Wittstock nació el 25 de enero de 1978 en Zimbabwe (África) y, a la edad de 12 años, su familia abandona este país para viviren Sudáfrica. Muestra interés desde muy joven por la natación y pronto le acompañan los éxitos.

En 1996, con 18 años, gana los campeonatos de Sudáfrica; en el año 2000, con motivo de los Juegos Olímpicos de Sídney, se clasifica con su equipo en quinto lugar y, con motivo del Encuentro Internacional de Natación de Mónaco Marenostrum, donde conoció al príncipe Alberto, se lleva la medalla de oro de 200 metros a espalda.

En 2002, se hace con tres medallas de oro en la Copa del Mundo de 50 metros y 100 metros a crol y de relevos 4×100 metros y la medalla de plata durante los Juegos de la Commonwealth de Manchester de relevos 4×100 metros, y en 2007, abandona la natación profesional por una lesión en el hombro y renuncia a los Juegos Olímpicos de Pekín, lo que algunos interpretaron como un claro indicio de un próximo anuncio de compromiso.

El deporte es una de sus muchas afinidades con el soberano monegasco, la unión familiar es otra de ellas. Aunque a los suyos los tenga lejos (su padre, Mickael Wittstock (1946), director comercial en la actualidad; su madre, Lynette (1959), profesora de natación jubilada, y sus hermanos, Gareth (1982), técnico informático, y Sean (1983), representante), los tiene siempre muy presentes. Pero desde ahora tendrá poco tiempo para viajar a casa, ni para practicar sus aficiones favoritas, como el surf, el senderismo de montaña, la lectura de biografías y de poesías sudafricanas y el arte contemporáneo. Sus principales intereses serán otros una vez abrace el cargo oficial: las causas sociales.

Su infancia en África la sensibilizó con los problemas de los niños desfavorecidos de su país, a muchos de los cuales impartió clases de natación a lo largo de su carrera y, en los últimos años, se ha comprometido como Presidenta de honor y madrina de varias asociaciones benéficas como la Fundación Nelson Mandela, la Fundación benéfica parlímpica, la Fundación Nacido Libre, así como también ha colaborado habitualmente con obras benéficas como las que lleva a cabo Amfar. El eje de su nueva vida.

Fuente: www.vanguardia.com.mx

Share and Enjoy:
  • Print
  • Digg
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • email
Palabras clave: , , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.