Compartir
  • Compartir esto en Delicious
  • StumbleUpon this post
  • Compartir esto en Digg
  • Tweet about this post
  • Compartir esto en Mixx
  • Compartir esto en Technorati
  • Compartir esto en Facebook
  • Compartir esto en NewsVine
  • Compartir esto en Reddit
  • Compartir esto en Google
  • Compartir esto en LinkedIn

Charlene devuelve el glamour a Mónaco

La futura esposa del príncipe Alberto II de Mónaco, Charlene Wittstock, se muestra ante las cámaras de todo el mundo con glamorosa elegancia. Su parecido con Grace Kelly sorprende, pero Charlene quiere marcar su propio estilo.

Mónaco vuelve a sus tiempos de gloria. Después de la estadunidense Grace, la sudafricana Charlene da nuevo brillo al principado en la Costa Azul.

En las fotos de la prensa internacional, Charlene Wittstock, de 33 años, aparece como una digna heredera de Grace Kelly. A pocos meses de su boda, prevista para el 1 y 2 de julio con el príncipe Alberto II, la joven ha concluido con su formación para sus futuras tareas. Su capítulo como nadadora de elite se va cerrando y empieza el de futura princesa de cuento de hadas.

La joven rubia se parece cada vez más a la glamorosa madre de Alberto. Y de hecho Charlene tendrá que medirse a cada paso con Grace y su estilo. El decorado de la foto oficial de compromiso de Alberto es muy similar a aquel en el que Rainiero III se comprometió con la estrella de Hollywood.

La ex deportista es ya una experta en sus apariciones públicas, ya sea en elegante traje de chaqueta y pantalón, con un vestido de corte clásico o un jersey. El modisto italiano Giorgio Armani –que diseñó también su vestido de bodas– le ayudó a encontrar un estilo propio. Wittstock aún se aterra al recordar su primera aparición oficial en el Baile de la Rosa del 4 de agosto de 2006, cuando pocas horas antes había estado jugando relajadamente al voleibol en la playa.

“Por la tarde fui a buscar un vestido verde que me prestaba una amiga, me até el pelo en la nuca y me pinté las uñas de rojo. Parecía un árbol de Navidad”, reconoció hace poco a la revista francesa “Paris Match”.

Los tiempos de la improvisación en el vestir han quedado atrás para siempre, sobre todo después de años de formación en la Corte. La futura princesa consorte es considerada abierta, moderna y ambiciosa. En Facebook administra su lista de fans y ha aprendido a distinguir las 200 habitaciones del palacio.

Con mucha seguridad en sí misma rechazó la alusión de un periodista sudafricano acerca de que no podía convertirse en una copia de Grace Kelly. “¡Cada persona es única!”, le contestó. Desde hace tiempo ha interiorizado el estilo de palacio y saca a relucir con elegancia y encanto los atributos de una futura primera dama, afirmó su prometido en una entrevista. “Su energía, su humor, su generosidad, son un apoyo muy valioso para mí”, dijo Alberto.

Quedaron atrás los tiempos en que posó para una revista deportiva sudafricana con escasa ropa desde Durban, una ciudad con un estilo muy playero. Aunque nació en Rodesia (hoy Zimbabwe), tenía sus raíces en la vecina Sudáfrica. La nueva nación creada por Nelson Mandela le dejó una profunda impresión. Leyó libros de la Premio Nobel Nadine Gordimer, desarrolló un delicado olfato para injusticias sociales y es una persona comprometida. Apoya activamente la Fundación Nelson Mandela y su primer viaje como primera dama lo hará poco después de la boda a Durban.

Fuente: www.vanguardia.com.mx

Share and Enjoy:
  • Print
  • Digg
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • email
Palabras clave: , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *