Compartir
  • Compartir esto en Delicious
  • StumbleUpon this post
  • Compartir esto en Digg
  • Tweet about this post
  • Compartir esto en Mixx
  • Compartir esto en Technorati
  • Compartir esto en Facebook
  • Compartir esto en NewsVine
  • Compartir esto en Reddit
  • Compartir esto en Google
  • Compartir esto en LinkedIn

Guillermo y Kate: la factura real

Bodas Reales- Guillermo y Kate

Un total de 1900 invitados, un desfile en carruaje, un banquete, una fiesta con baile en el Palacio de Buckingham y las patrullas de la Policía por la ciudad: los gastos derivados de la boda del Príncipe Guillermo y Kate Middleton apuntan a la casa de Windsor, pero también al contribuyente.

La familia real “pagará por todo lo relacionado con el enlace”. Esto es: la ceremonia en la Abadía de Westminster, las flores, el desfile y la recepción, aseguran desde palacio. Sin embargo, estas mismas instancias se abstienen de dar cifras concretas amparándose en el “carácter privado” del acto, y pese a que los británicos afrontan un momento de excepcional austeridad.

Por su parte, los padres de Kate Middleton, que han cimentando su fortuna en una empresa de artículos de fiesta, también se rascarán el bolsillo para desembolsar cerca de 100.000 libras (113.000 euros), según ha revelado el ‘Sunday Times’.

Suficiente para pagar la suite en el hotel de lujo donde su hija pasará su última noche de soltera en familia (20.000 libras o 22.000 euros) o unaluna de miel cuyo destino sigue siendo desconocido. Y, por supuesto, el vestido de novia, que deberá ser más discreto -la crisis obliga- que el que lució Diana de Gales en su enlace y que aún así costará al menos 30.000 libras (33.000 euros).

El príncipe Carlos, por su parte, asumirá la mayor parte de los gastos, incluyendo la cena-baile para 300 personas en Buckingham y el almuerzo servido en bufé que la Reina ofrecerá a 650 invitados una vez movilizados 21 cocineros.

Por lo demás, sigue siendo impresionante el dispositivo de seguridadprevisto para proteger a la familia real, demás miembros de la nobleza, celebridades y otros funcionarios invitados a la boda. Todo ello asumido por el Gobierno y, por tanto, por el contribuyente.

Hasta 5.000 policías y soldados, un despliegue pocas veces visto en la capital británica, permanecerán en alerta para controlar el movimiento de masas y evitar hipotéticos ataques de grupos extremistas.

La boda, como tres visitas del Papa

Los cálculos efectuados meses atrás hablan de alrededor de 5 millones de libras. El coste del dispositivo se dispara por el hecho de que el 29 de abril es un día festivo y, por tanto, los agentes en servicio habrán de recibir una mayor remuneración.

Por establecer una comparativa, la seguridad de la histórica visita del Papa al Reino Unido en 2010 costó entre 1 y 1,5 millones de libras(1,2-1,8 millones de euros), según datos facilitados por la Policía.

Vistas en conjunto, son malas noticias para muchos británicos. Más de un tercio de ellos (36%) considera que el matrimonio no debería ser financiado por los contribuyentes, según una encuesta reciente.

La lujosa boda de Carlos y Diana habría costado alrededor de 30 millones de libras (33 millones de euros), según estimaciones que circulan en ausencia de cifras oficiales. La “más modesta” unión en segundas nupcias del Príncipe de Gales con Camilla Parker supuso un desembolso de cerca de 5 millones de libras (5,6 millones de euros).

Tras el anuncio del matrimonio del príncipe Guillermo, el colectivo antimonárquico ha levantado la voz pidiendo que los británicos no sean una mera contribución, mientras que la denominada Alianza de contribuyentes ha puesto de manifiesto que una ceremonia “demasiado suntuosa” sería mal recibida en estos tiempos de crisis.

Asegurando que la pareja se muestra “atenta a la situación económica”, la familia real se ha esforzado para no dar pie a más críticas. Partiendo de esa “limitación”, Guillermo y Kate han decidido convertir la lista de boda en un gran donativo a diversas organizaciones humanitarias. Al mismo tiempo, apuntan que la Abadía de Westminster es “menos grandiosa” que la Catedral de St. Paul, donde Carlos y Diana se dieron el ‘sí, quiero’.

Fuente: www.elmundo.es

Share and Enjoy:
  • Print
  • Digg
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • email
Palabras clave: , , , , , , , , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *