Compartir
  • Compartir esto en Delicious
  • StumbleUpon this post
  • Compartir esto en Digg
  • Tweet about this post
  • Compartir esto en Mixx
  • Compartir esto en Technorati
  • Compartir esto en Facebook
  • Compartir esto en NewsVine
  • Compartir esto en Reddit
  • Compartir esto en Google
  • Compartir esto en LinkedIn

Una mansión en el campo

Bodas Reales- Residencia de Guillermo y Kate

Tras la boda, los príncipes de Inglaterra tendrán su nidito de amor para comenzar sus años de casados, pero ésta no será su primera vez bajo el mismo techo. La pareja ya compartía casa, desde hace varios meses, en la isla de Anglesey, cerca de RAF Valley, donde Guillermo está destinado como piloto de helicóptero de búsqueda y rescate. Como anécdota, se dice que Kate aún mantiene su dormitorio en la casa de sus padres en Gamoburgo, en Berkshire.

El enlace lo cambiará todo. Harewood Park será su futuro hogar. Se trata del complejo campestre situado en un tranquilo valle entre Hereford y Ross-on-Wye, en el condado de Herefordshire (Gales). Una finca de 900 hectáreas que el príncipe Carlos compró en el año 2000, famosa por su colección privada de pinturas y artes decorativas. Muchos de sus edificios —entre los que se incluyen la granja tradicional, una capillavarios establos, como en la mayoría de las fincas campestres del Reino Unido— se han mantenido vacíos o abandonados durante casi 30 años.

En 2003 se idearon unos planes para el proyecto de regeneración de la finca rural, que duraría unos ocho años con un coste de varios millones de libras. El prestigioso equipo de arquitectos Craig Hamilton, una empresa conocida por el diseño de las estructuras del siglo XXI, que otorgan un homenaje al pasado clásico, fue elegido para presentar tres diseños para el complejo.

Tras finalizar esta reconstrucción, la casa de dos pisos tiene ahora otra cara totalmente distinta y un aspecto más actual. Y más bien podríamos llamarla mansión porque cuenta con seis dormitorios, cinco baños, un vestidor, una sala para cambiarse de ropa, un garaje para cuatro vehículos, un comedor imperial y una sala de columnas jónicas, entre otras estancias.

La razón por la que Guillermo y Kate pasarán sus primeros años de vida matrimonial en el remoto norte de Gales, en lugar de en una residencia real, es que les dará la privacidad que nunca más podrán tener. De hecho, la casa está rodeada por completo de campo, en el que destaca un gran jardín inglés de rosas y un invernadero para cítricos.

Una casa que está valorada en siete millones y medio de euros, entre otras cosas porque está equipada con la última tecnología para preservar el medio ambiente, incluyendo un sistema de alcantarillado de la caña-cama, calderas de astillas de madera, paneles solares y paredes forradas de aislante de lana de oveja.

A pesar de que Guillermo y Kate se mudarán a Harewood Park, tendrán un apartamento enClarence House (Londres), donde vive el príncipe Carlos con Camilla Parker-Bowles. Pero mientras Guillermo no termine su carrera militar, la vida de palacio deberá esperar. Después, unos apuntan que viviran en Clarence House; otros, que se mudarán al palacio de Kensington, antigua residencia de la princesa Diana. Y hay quien asegura que la reina Isabel les ha ofrecido vivir con ella en el palacio de Buckingham. Veremos qué deciden.

Fuente: www.elmundo.es

Share and Enjoy:
  • Print
  • Digg
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • email
Palabras clave: , , , , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.