Compartir
  • Compartir esto en Delicious
  • StumbleUpon this post
  • Compartir esto en Digg
  • Tweet about this post
  • Compartir esto en Mixx
  • Compartir esto en Technorati
  • Compartir esto en Facebook
  • Compartir esto en NewsVine
  • Compartir esto en Reddit
  • Compartir esto en Google
  • Compartir esto en LinkedIn

Sin seda inglesa para la boda de Kate

Bodas Reales- Vestido de Diana de Gales

La única compañía británica dedicada a la elaboración de seda, liquida su negocio y deja a la prometida del Príncipe Guillermo sin el tejido que ha vestido las bodas reales desde la década de 1930

EMILI J. BLASCO / LONDRES
Kate Middleton se ha quedado sin seda inglesa para su boda. Lady Diana aún pudo llevar en la suya un velo con material producido por gusanos de seda patrios, pero la única compañía británica dedicada a esa elaboración, que había abastecido coronaciones y bodas reales dede la década de 1930, ha liquidado su negocio. El vestido que la novia del príncipe Guillermo lucirá el 29 de abril en la abadía de Westminster será confeccionado, pues, con seda foránea, según informa “The Times”.
La noticia no ha provocado el debate nacional ocasionado con motivo de la coronación de Isabel II en 1953. Entonces se supo, según tuvo que reconocer el Palacio de Buckingham, que los gusanos ingleses sólo habían abastecido la seda utilizada en la cola; el vestido, en cambio, se había elaborado a partir de seda china. En plena Guerra Fría, el diseñador del modelo, Norman Harnell, intentó salvarse de la quema: “nuestros gusanos son chinos, pero de la China nacionalista, por supuesto”. Por orgullo nacional y para no tener que recurrir a la China comunista (este país produce hoy el 80% de la seda mundial; un 10% corresponde a India), muchos ciudadanos se prestaron a hacerse cargo de una caja de gusanos para alimentarlos y devolverlos cuando ya estaban formados los capullos.
Lullingstone Silk Farm comenzó a operar hace más de 70 años en un garaje y enseguida se trasladó a las dependencias del castillo de Lullingstone, por iniciativa de la aristócrata Lady Hart Dyke. En el castillo docenas de habitaciones se reservaron para la cría de gusanos de seda, mientras que una hectárea del terreno se dedicó a la plantación de moreras para alimentarlos. El marido de Lady Hart, Sir Oliver, era ingeniero e ideó la maquinaria para elaborar la seda.
En 1936, la factoría recibió la visita de la futura Reina Madre, quien encargó a la compañía que abasteciera la seda para la coronación de su esposo, Jorge VI. Desde entonces, el material de Lullingstone Silk ha estado presente en todas las bodas reales.
Fuente: www.abc.es
Share and Enjoy:
  • Print
  • Digg
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • email
Palabras clave: , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.